Psicología

La terapia psicológica es un espacio de sanación donde las personas pueden descargar sus emociones y pensamientos con una escucha atenta, respetuosa, amorosa y neutral.  Se le plantea al paciente la posibilidad de elegir conscientemente  formas más positivas y edificantes de pensamiento y maneras diferentes de conducirse en la vida.

Se le instruye en maneras adecuadas de expresar emociones y le ayuda a ampliar su nivel de conciencia. Brindándole múltiples herramientas para sanar, descubrirse, aceptarse y explotar todo su potencial.  

La sesión de psicoterapia es un tiempo que pertenece al paciente donde junto con la terapeuta se va a entrar profundamente en el tema a tratar.  En este espacio la terapeuta brinda privacidad, empatía y acompañamiento en el proceso personal del individuo hasta que este recupere su propia fuerza emocional y espiritual.  

El paciente que se acerca a la psicoterapia sistémica encontrará un espacio donde se va a trabajar fuertemente en las relaciones interpersonales: ya sea mamá - hija, esposa-esposo, hermano –hermana, etc. Y/ la interacción del grupo familiar completo.

Dentro de la terapia individual se busca que el paciente logre explotar todos sus talentos al máximo.  Que se desarrolle como un ser integral, sacando lo mejor de sí, interiorizando el concepto de que siempre va a poder estar mejor de lo que ya está.

El proceso de psicoterapia le permite al individuo adueñarse de sus emociones, sus pensamientos y sus conductas y no asumir lo que no le corresponde en este sentido.  Le permite crear su propia realidad a partir de una nueva manera de ver su  vida.  

Todo esto en un proceso equilibrado donde buscamos el balance entre su vida interior y las personas que le rodean.